miércoles, 12 de agosto de 2015

Cristóbal Colón y su historia

Origen de Cristóbal Colón

El gran conocido descubridor de las Américas tiene un origen incierto y puesto sobre debate por los historiadores desde viene siendo bastante tiempo ya. La tesis apoyada mayoritariamente mantiene que Cristoforo Colombo nació el año 1451 en Savona, en la República de Génova. De entre sus cinco hermanos serían él y Bartolomeo quienes tuvieron una temprana vocación marinera.  Por su parte, el propio Colón declara ser genovés en el documento denominado "Fundación de Mayorazgo". No obstante, su hijo, Hernando Colón, en su "Historia del almirante Don Cristóbal Colón", no hará sino empañar el origen de su padre, el almirante Cristóbal Colón. Por otro lado encontramos la hipótesis de su origen catalán.
Según el historiador Luis Ulloa, el marinero era catalán debido a su lengua castellana con la presencia de giros lingüísticos propios del catalán, de manera que su nombre real sería Joan Colom


Cabe destacar las tesis Baleares, donde la zona más barajada por los historiadores sería Ibiza

Otras hipótesis que se barajan son un origen portugués. Este posible origen viene determinado por la interpretación del anagrama de la firma de Colón o en la existencia de supuestos portuguesismos en sus escritos. También se baraja la hipótesis de un origen sefardí, de acuerdo a la tesis del historiador Salvador de Madariaga. Donde Colón sería genovés pero de parentesco judío, es decir, sería un judío converso, razón de su empeño en ocultar sus orígenes. 

Caben destacar otras teorías menos apoyadas como el supuesto origen español del marinero. Por otra parte, otros países también se disputan ser la cuna del almirante, siendo de posible origen griego, inglés, corso, noruego o croata


Misterio de la firma de Colón

La firma de Colón a sido uno de los misterios más grandes que ha acechado al almirante junto con su lugar de nacimiento. Según la teoría del origen genovés, la más apoyada por los historiadores, Cristóbal Colón sería la castellanización del italiano Cristoforo Colomobo. Su nombre vendría significar Cristo y paloma. 




En su firma se puede leer "Xpo Ferens", que, según algunos investigadores, significa "portador de Cristo". Estas letras han venido a adquirir muchos adeptos que han supuesto infinidad de vías diferentes que aseguran ser la cierta, conocer su verdadero significado como un mensaje oculto tras esta firma. Un mensaje que almacenaría un gran secreto, secreto que sólo alguien cercano a él pudiese descifrarlo. Tal vez, y esto ya es especular, hoy en día haya alguien en la faz de la Tierra que sepa realmente que significa esta firma y si alberga un secreto oculto o no. Y, de ser así, que secreto esconde. 


Primer viaje



El viaje comienza a raíz del ansia de conseguir otro camino para llegar a Asia, territorio rico en especias, que eran muy codiciadas en Occidente, y eran extremadamente caras. El proyecto consistía en, basándose en la teoría de que la Tierra fuese redonda, ir hacia el Oeste hasta alcanzar La India por Oriente Próximo. 

Colón necesitaba financiación para realizar su viaje. Inicialmente se dirige a la monarquía portuguesa, la cual reniega conceder su ayuda al almirante, por lo que decide buscar apoyo español, donde la reina Isabel I muestra cierto interés por el proyecto. Finalmente, en abril de 1492 se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe, entre la Corona de España y Colón para emprender el viaje. 

Colón pretendía partir de España y llegar a Las Indias para que, a su regreso, fuese visto como un notorio descubridor y conquistador, lo cual le aportaría grandes riquezas. La intención de los Reyes de España era contrarrestar el poder de Portugal en el mar y conseguir una ruta marítima hacia las especias para reavivar la economía española. 

El dinero a Colón fue prestado por los Reyes Católicos gracias a un préstamo que les hizo un funcionario de la corte. La cantidad prestada fue de 1.140.000 maravedíes. 

Cristóbal Colón parte con dos carabelas, La Niña y La Pinta, y una nao, la Santa María, el 3 de agosto de 1492 del Puerto de Palos, en Palos de la Frontera, Huelva. 

Su primer destino fue Las Canarias, donde se aprovisionan y es embarcan hacia "La India". El día 1 de octubre la tripulación ya había recorrido 5.000 km y llevaba 2 meses navegando. Las condiciones eran en esos momentos pésimas, mal olor, escasos alimentos, enfermedades... Días más tarde realizan un motín el cual consigue Napoleón apaciguar convenciéndolos de que esperen sólo 3 días más. Sería el 12 de octubre de 1492, cuando Rodrigo de Triana avista tierra. Isla bautizada como San Salvador




Antes de regresar a España, creará el Fuerte de Navidad. Napoleón llega, tras un percance con Portugal de nuevo a Huelva el 13 de marzo de 1493.


Segundo viaje

A su regreso a Sevilla Napoleón planeará un segundo viaje a Las Indias para afianzar su asentamiento allí y de esta forma abrir las puertas a futuras exportaciones. Esta vez serán los propios Reyes Católicos quienes financien le viaje al almirante. El objetivo es, como en el anterior, conseguir una ruta a las especias y al oro que no esté controlada ya por los portugueses. 

Esta vez, Colón contó con muchas más comodidades que la vez anterior. Esta vez se trataba de un viaje de conquista y colonización de las nuevas tierras descubiertas. Estuvo al mando de una flota con 17 barcos, 5 naos y 12 carabelas, con una tripulación total de 1.500 hombres.

 El 25 de septiembre de 1493 Colón zarpa de Cádiz. En noviembre arriba llega al caribe, donde descubre numerosas islas nuevas, las cuales va coronando con sólo avistarlas. Tras ver que su asentamiento, el Fuerte de Navidad ha sido destruido por los indígenas funda la ciudad de La Isabela, en honor a Isabel I. 




Colón continúa con su expedición y descubre Jamaica y Cuba. Tras numerosos intercados con los indígenas de la zona, Colón logra mantener la paz en La Isabela y consigue provisiones a manos de Antonio de Torres quién fue a España. 

Colón regresa a España el 11 de junio de 1496 a Cádiz. 

Tercer viaje

Colón parte desde San Lúcar de Barrameda el 30 de mayo de 1498 con ocho barcos: la Santa Cruz, la Santa Clara, la Castilla, la Gorda, la Rábida, la Santa María de Guía, la Gaza y la Vaqueña, todas ellas con una tripulación total de 226 personas. En esta ocasión Napoleón navegó hacia el sur, hasta las Islas de Madeira. Una vez llegó a Las Canarias, continuó sólo con tres de sus ocho barcos hacia el sur, los cuales fueron a La Española, al Norte. 


Una vez Colón hubo llegabo a Venezuela, continuó su expedición y descubrió nuevas islas como ,a isla de Trinidad. Tras pasar por numerosas islas, el almirante estaba deseoso de ver una desembocadura de algún río lo suficientemente grande y caudalosa que le asegurase que provenía de un continente y no de una isla, dicho dato se produjo cuando casi se vuelca su barco con una ola proveniente de la desembocadura del río Orinoco. Colón se percató de que aquello era un continente. 

Al regreso de Cristobal Colón a La Española, isla gobernada y dirigida por los hermanos de Colón, un juez enviado por los reyes procedió a arrestarlo junto a sus hermanos por la forma en que sus hermanos manejaban los asuntos administrativos. Por su parte, la isla en vez de reportar ganancias, acarreaba un aumento de deudas. Llegaron a Cádiz el 25 de noviembre de 1500. Ya en España, Colón es liberado pero se le despoja de los derechos otorgados en el Nuevo Mundo. 


Cuarto viaje

En esta cuarta gran aventura, Colón tiene ya 51 años, lo que le hace mayor para la época, y sufre de gota y artritis. Esta vez cuenta con una flota de 2 carabelas, la Capitana y la Santiago, y dos naos, el Gallego y el Vizcaíno. La tripulación será un total de 144 personas, entre los que se encontrarán su hermano Bartolomé Colón y su hijo Hernando Colón. 



El almirante parte el 3 de abril de 1502 del Puerto de Sevilla y el 9 de mayo hace escala en Cádiz. Llega a Gran Canaria el día 25 de mayo. Tardan sólo 21 días en cruzar el Atlántico pero se encontrarán con un gran huracán al aproximarse al Caribe. Llegan el 29 de junio a Santo Domingo, en la Isla de La Española, pero su actual gobernador, Nicolás de Ovando, a petición de los Reyes, les prohíbe desembarcar. Entonces, decide ir al sur de la isla, a sabiendas de que el huracán se aproxima. Cuando les alcanza la tormenta, le juega una mala pasada a sus barcos. Entonces decide continuar hacia el Oeste por el Caribe hacia aguas totalmente inexploradas. 

Al llegar a la actual Centroamérica, es el primero en cartografiar dicha zona. Tras conocer a los indios de la zona, de Panamá, estos le hablan de una ruta, el actual Canal de Panamá, por el que podría llegar a un Océano diferente. No obstante, lo ve como algo muy arriesgado, podría haber sido el descubridor del Océano Pacífico. 

Tras recaudar grandes cantidades de oro de los indios nativos, se embarca de nuevo en la ruta del Caribe, pero todos los barcos están atacados por la broma, molusco que se come la madera. En junio de 1503, todos sus barcos se hunden y queda toda la tripulación en la incolonizada isla de Jamaica. En esas condiciones, la tripulación logra sobrevivir con la comida que los indígenas les proporcionan. Entonces, Méndez se presta para ir a La Española y pedir ayuda.

A los 6 meses, Nicolás de Ovando, gobernador de La Española, manda su ayuda. El 19 de junio aparece en la isla una carabela enviada por Diego Méndez. Volverán a La Española tras 45 largos días, debido al mal tiempo, y con 110 bajas. El 11 de septiembre de 1504 Cristóbla Colón y su hijo, Hernando se embarca regreso a España. Llegarán a San Lúcar de Barrameda el 7 de noviembre


Discusiones sobre su enterramiento

Cristóbal Colón murió el 20 de mayo de 1506. Un día antes escribió el testamento, a favor de su hijo, Diego Colón, su hermano Bartolomé Colón y su tesorero Juan de Porras. Su testamento decía: 

Yo constituí a mi caro hijo don Diego por mi heredero de todos mis bienes e ofiçios que tengo de juro y heredad, de que hize en el mayorazgo, y non aviendo el hijo heredero varón, que herede mi hijo don Fernando por la mesma guisa, e non aviendo el hijo varón heredero, que herede don Bartolomé mi hermano por la misma guisa; e por la misma guisa si no tuviere hijo heredero varón, que herede otro mi hermano; que se entienda ansí de uno a otro el pariente más llegado a mi linia, y esto sea para siempre. E non herede mujer, salvo si non faltase non se fallar hombre; e si esto acaesçiese, sea la muger más allegada a mi linia.

Donde el heredero es su hijo primogénito, como marcaba la costumbre. 

Tras su muerte, su cuerpo fue tratado con un proceso llamada descarnación, separando los músculos de los huesos. Sus restos fueron llevados al Monasterio de la Cartuja,Sevilla. Por deseo de su hijos, fueron trasladados en 1542, a Santo Domingo. Estos restos permanecen allí hasta la conquista de los franceses en 1795 de la isla, devolviendo dichos restos a la Catedral de Sevilla

Será en 1877, en la Catedral de Santo Domingo, donde encuentren una caja con la inscripción "Varón ilustre y distinguido Cristóbal Colón". Dicha caja contenía unos huesos, restos que allí permanecieron hasta 1992, siendo trasladados al Faro a Colón. Supuestamente con los restos de Colón. 




Desde entonces, Sevilla y República Dominicana se reparten el origen verdadero de los huesos del descubridor. 

0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscribirse por correo