martes, 1 de marzo de 2016

Energías renovables vs Energías no renovables

Se denomina energía renovable a la enegía que se obtiene de las fuentes naturales inagotables

Energías no renovables

Son aquellos recursos que, una vez gastados, no los podemos reponer. Son aquellas cuyas reservas son limitadas y se agotan con el uso. Las principales son la energía nuclear y los combustibles fósiles: 

1.- Energía fósil: Se pueden utilizar en forma sólida (carbón), líquida (petróleo) o gaseosa (gas    natural). Surgen como producto de un larguísimo proceso acumulativo durante siglos que por   medio de capas se van compactando y, en algunos casos, por la falta de oxígeno o la    acumulación de plancton marino acumulado en el fondo del mar. 

     La energía más utilizada en el mundo es la energía fósil. Sin embargo, una vez barajadas las reservas identificadas y las reservas probables  el planeta puede suministrar energía durante 40 años más si sólo se precisase del petróleo y más de 200 años si se sigue utilizando el carbón. 





2.- Energía nuclear:  Se valen de la fisión nuclear de átomos de elementos muy radiactivos como el uranio el cual, una vez desintegrado, libera energía radiante y cinética. Las centrales termonucleares aprovechan esta energía para producir electricidad mediante turbinas de vapor de agua. No obstante, se obtienes residuos tras la fisión cuya radiactividad perdura por décadas. 





Energías renovables

Son todas aquellas que resultan respetuosas para el medio ambiente y no producen contaminación alguna. Actualmente y debido al aumento del efecto invernadero, están tomando una cada vez mayor relevancia a nivel mundial. A su vez, su uso ayuda a disminuir la dependencia de las Energías no renovables, ya que las energías renovables al contrario que las otras, se pueden obtener en cualquier lugar con las instalaciones adecuadas. 

1.- Energía hidráulica: Es la energía producida por el salto de agua, de una río o de una presa, la cual hace girar a su paso unas turbinas que mueven un generador eléctrico. En España se utiliza un 15 % de esta energía para producir electricidad. 






2.- Energía solar térmica: Recoge la energía del sol a través de paneles solares y convertirla en calor el cual puede destinarse a calentar agua para consumo doméstico o industrial. Es una técnica que puede ayudar a reducir en los nuevos hogares hasta un 28% del consumo de energía. Se vale de un sistema de tubos por los que pasa el agua y esta, de forma progresiva, se va calentado. Durante la noche el agua se almacena en un deposito especializado en el que se mantiene la calidez de la temperatura del agua. 





3.- Biomasa: Se obtiene de liberar el dióxido de carbono de un elemento. Puede darse de forma directa con la quema de restos de la poda de árboles, restos de carpintería, etc. Por fermentación alcohólica. Por transformación de ácidos grasos. Por descomposición anaeróbica. 




4.- Energía solar fotovoltaica: Es el origen de la mayoría de las demás formas de energía en la Tierra. Recogiendo de forma adecuada la radiación solar, esta puede transformarse en otras formas de energía térmica o energía eléctrica utilizando paneles solares.  Las diferentes tecnologías se adaptan para sacar el máximo rendimiento posible de la energía que recibimos del sol. 





5.- Energía eólica: Es la energía obtenida de la fuerza del viento, es decir, mediante la utilización de la energía cinética generada por las corrientes de aire. El mecanismo básicamente consiste en unas turbinas que convierten la energía cinética (viento) en electricidad por medio de unas aspas o hélices que hacen girar un eje central conectado a un generador eléctrico. 




6.- Energía geotérmica: La energía geotérmico es aquella energía que puede ser obtenida por el hombre mediante el aprovechamiento del calor del interior de la Tierra. Parte del calor interno de la Tierra llega a la corteza y este puede llegar a calentar las aguas subterráneas dando lugar a su ebullición y, por tanto, puede usarse para accionar turbinas eléctricas o para calentar. 





7.- Energía marina: Energía producida por las olas del mar, las mareas, la salinidad y las diferencias de temperatura del océano. El movimiento del agua en los océanos crea un vasto almacén de energía cinética o energía en movimiento. Esta energía se puede aprovechar para generar electricidad que alimente las casas, el trasporte y la industria. 







Curiosidades


El sector termosolar generó en 2012 
electricidad para más de 600.000 españoles, alcanzando 1.953,9 MW de potencia instalada. La potencia se reparte entre cinco comunidades autónomas: 950 MW en Andalucía, 600 MW en Extremadura, 350 MW en Castilla la Mancha, 31.4 MW en Murcia y 22.5 MW en Cataluña. 




0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscribirse por correo