lunes, 23 de febrero de 2015

Selectividad y universidad. . La carrera de tu futuro.

Universidad, el objetivo de la mayoría de los estudiantes que cursan bachillerato. Bien es cierto que los estudios que se inician en el colegio, enseñanza primaria obligatoria, continúan con la enseñanza secundaria obligatoria. Es en esta etapa donde podemos decidir un poco sobre cual será nuestro futuro. Pero será en bachillerato donde se adquieran los estudios que nos permitirán acceder a la carrera que dictaminará nuestro mañana, nuestro trabajo, nuestra vida y nuestra familia. La etapa decisiva es selectividad. Será esta quien os abra las puertas y la que os otorgará el poder de elegir la carrera con la que siempre habéis soñado. 

No obstante, es un dilema el decidir cuál es la carrera más adecuada a ti. Seguramente os habrán comentado los profesores que la etapa más complicada es bachillerato. Esto es cierto en parte, ya que "lo peor se acaba cuando acabéis bachiller y después sólo tendréis que estudiar algo que os gusta" no es cierto. Desde la experiencia personal os puedo decir, sin lugar a dudas, que el bachillerato es una buena preparación para la universidad y depende de qué carrera elijáis. 

PAUTAS PARA LA ELECCIÓN DE TU CARRERA

1.- La carrera ilustra tu vocación.

Cuando buscas un futuro te imaginas aquel en que desempeñas el papel que siempre has soñado: policía, médico, ingeniero, maestro... Obviamente es lo que quieres estudiar, porque te gusta, porque eres consciente de que te llena. 

Siempre se te han dado bien las matemáticas y la física por lo que quieres estudiar una carrera relacionado con ello, tal vez Ingeniería. Tal vez sea el tuyo el caso en que las letras son tu pasión y decides embarcarte con Filología Hispánica o Inglesa. Podría ser que tu pasión fuese la biología, y te decantes por medicina, farmacia... Incluso puede ser que no tengas una predilección definida.

Lo más importante es guiarte por lo que te gusta. Sin pasión no vas a ningún lado.  


2.- Preguntas frecuentes para tu elección. 
  • ¿Seré capaz?
Esta pregunta está más que respondida con tu expediente académico. Debemos centrarnos en exclusiva en tus notas obtenidas en bachillerato. Ya que con esta nota más la nota de selectividad podrás entrar o no en la carrera que tengas en mente. No obstante, con esto no basta. Es necesario tener, además, ambición. Ambición de conseguir la máxima nota, de tener la certeza de que esa carrera está hecha para ti, que es lo que deseas, que te complementa. 


  • ¿Podré cumplir las expectativas?
Aunque es cierto que es un tópico menospreciar o catalogar ciertas carreras como más fáciles. Por ejemplo, Magisterio o Inef. Yo al respecto prefiero mantenerme imparcial. No hay carreras fáciles, pero sí es cierto que unas necesitan más aporte conceptual mientras que en otras basta con empollar. Desde la experiencia personal os puedo decir que Ingeniería implica más esfuerzo que bachillerato. Y además que estudiar no implica aprobar. Estudiar implica un "puedes aprobar". Y estudiar más no siempre implica sacar más nota. 

  • ¿Me dará la nota en selectividad?
Lo primordial es obtener una buena calificación en bachillerato. Una media entre 7 y 8 sería buena. Y no decir ya un 9 o 10, que implicaría tener un pie dentro de la carrera. En segundo lugar, estaría la tan temida selectividad, en la cual te darán la opción de elegir una o dos asignaturas optativas, calificadas con un máximo de 2 puntos cada una, siendo la asignatura aceptada por tu carrera, y después están las asignaturas generales. 


No obstante, os puedo asegurar, desde la experiencia personal no muy lejana, que si has llevado bien el curso, los exámenes de selectividad son un mero trámite para entrar en tu carrera. Y lo más motivante, después llega el mejor verano de vuestras vidas. 


  • ¿Me gustará realmente?
 Para responder a esta cuestión la mejor opción será consultar con personas conocidas que estén cursando la carrera que os gusta. Ya que serán estas quienes realmente os muestren la dificultad de la misma. Si engloba muchas prácticas. Si hay mucho que estudiar. Si realmente es lo que imaginabas. Si la dificultad es la que se comenta.

Las vivencias de otras personas, ya que no basta con oír la vivencia de una persona, contrasta con más de 1, tal vez 3 o incluso 4. La realidad que te muestren estas personas no está recogida en los libros ni manuales, ni mucho menos en la explicación de la carrera otorgada por la Universidad de Sevilla (US). 

Lee foros y entradas de blog como esta. Incluso recurre al orientador de tu centro si lo ves necesario, si dudas en algún instante dado. 




UNIVERSIDAD, ¿EL FINAL?


Finalizar diciendo que la universidad sólo es un mero trámite, la culminación de toda una vida estudiando. No obstante, puedes optar por un módulo superior o, si tienes una idea innovadora, apostar por ella y dejarlo todo. Pero, si quieres cursar sí o sí una carrera universitaria puedes ampliar todavía más tus conocimientos con los Másters y los Doctorados. No obstante, para eso queda mucho. 

Por ahora os contentareis con entrar en la carrera que deseáis y os hace feliz. Sufrir el último paso que es bachiller arrasando en selectividad. Tal vez, incluso nos veamos, si estudiáis ingeniería, en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (E.T.S.I.). Si estudiar ingeniería casualmente resultar ser tu caso, no me importaría daros una orientación más cercana. 

Mucha suerte y a seguir luchando. 





0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscribirse por correo