jueves, 30 de mayo de 2013

PP vs PSOE

En mi condición de estudiante, la situación actual de España me hace rememorar una situación parecida ya olvidada por muchos pero que resulta estar mucho más cercana de lo que nos parece. A la hora de las elecciones, es decir, de votar, las personas parecen estar cegadas, dirigidas por los corruptos, que no libres, medios de comunicación, ya que están controlados cual títere por los grupos elitistas que componen este país. La mayoría de las personas de una edad superior a los 50 años y que no hayan tenido acceso a unos buenos estudios parecen no ver más salida que el PP o el PSOE como únicos partidos políticos a los que se pueda votar, todo ello producto de la "tele", la cual no hace sino influir mediante la demagogia en la mentalidad ciudadana y en su voto.

Como decía, en 1875 se produjo un periodo de turnismo en las riendas del gobierno español, es decir, dos partidos, encabezados por Cánovas, partido progresista, y Sagasta, partido conservador, se alternaban en la dirección del gobierno con el fin de mantener "el orden". Actualmente, ocurre algo similar: Cánovas vendría a ser Rubalcaba y Sagasta sería Rajoy. Al igual que antaño, no hacen sino repartirse el gobierno de España y se ríen de los ciudadanos, quienes no los votan libremente, ya que se influyen por lo que ven, por los medios de comunicación los cuales nos afectan como antiguamente lo hacían los caciques, los cuales obligaban a los ciudadanos a votar a alguien determinado. Los medios de comunicación, nos guían como dichos caciques, son "los caciques del Siglo XXI".

No obstante, este periodo de alternancia en el poder entre PP y PSOE no me produce miedo realmente, lo que realmente me produce rechazo y miedo es el hecho de que, a pesar de todo, estos gobiernos corruptos siguen teniendo las riendas del país, un país que más bien podría dirigirse sin ellos. Necesitamos mirar al pasado para poder comprender el presente y predecir, en cierto modo, el futuro. Todos los acontecimientos no me llevan sino a temer lo que podría suceder, la entrada de un hombre, un tirano, un "salvador", camuflando su tiranía; un partido falangista o racista, a semejanza de la cercana Grecia… No hemos de dejarnos influir por los medios de comunicación, hemos de crear y desarrollar un criterio propio, ver que no existen sólo PP y PSOE, debemos acabar con este férreo bipartidismo y barajar más opciones: IU, UPyD, CIU, Bildu…


Debemos hacernos una reflexión antes de votar, antes de soltar en la urna el voto que no sólo será determinante en la elección de uno u otro partido, ese voto podrá ser, como ha ocurrido actualmente con el PP, un voto decisivo en los estudios o en el trabajo de los hijos, hermanos, padres… Un voto, sólo eso. Pero no debemos conformarnos con votar, ya que, a pesar de ser nuestros representantes, el poder no reside en ellos, el poder reside en el pueblo. Nosotros permitimos lo que hacen, si no queremos que hagan algo, no se hará y punto. El pueblo manda, no un hombre. Si ese hombre no hace  bien su trabajo, el pueblo tendrá que gobernar, no tomando las riendas por las malas, sino recolocando y reestableciendo el vacío de poder que el PP ha dejado en la política de España. No permitamos el turnismo, no permitamos que jueguen con nuestro futuro. No todo es PP y PSOE

0 comentarios :

Publicar un comentario

Suscribirse por correo