miércoles, 23 de enero de 2013

Entrevista a Lance Armstrong

Lance Edward Armstrong es un exciclista profesional estadounidense. En sus inicios se decantó por la natación logrando quedar cuarto en el campeonato de Texas de los 1500 libres. Cambió de disciplina cuando vio un anuncio para participar en un triatlón, el cual ganó fácilmente. A los 16 años
se convirtió en triatleta profesional. Su gran momento llegaría cuando, tras competir por primera vez  en los JJ.OO de Barcelona quedase decimocuarto y firmase, así, un contrato con Motorola como ciclista profesional.

     Desde esos inicios, el ciclista fue acumulando victorias hasta conseguir un palmarés nunca antes visto. Después de que se le diagnosticase un cáncer testicular a la temprana edad de 25 años se lo relacionó con el dopaje, pues tras superar dicho cáncer, el ciclista volvió a la carretera y llegó a culminar el éxito con su séptimo Tour de Francia. Tal sería la repercusión de estas suposiciones que en 2012 la USADA dedició finalmente retirarle sus siete títulos del Tour de Francia por dopaje, además de suspenderlo de por vida. 


Entrevista a Lance Armstrong

Primera Parte: 

Lance Armostrong confirmó que se había dopado de manera sistemática durante su entrevista con Oprah. El ciclista se mostró muy decidido en sus respuestas, ya fuera con un sí o con un no. Ante la pregunta de si se había dopado para ganar los siete Tours de Francia, el estadounidense respondió con un sí rotundo, afirmando que: "Es imposible ganar siete Tours sin doparse".

La afirmación que cabe destacar es la que dice: "Todo se ha tratado de una gran mentira que resultó bastante perfecta durante mucho tiempo". Y es que el ciclista confesó que la actitud de ganarlo todo la tomó primero con el cáncer y luego la transportó equívocamente al ciclismo.

A pesar de todas las acusaciones que se le habían hecho y a pesar de todas aquellas preguntas comprometidas en las que el ciclista se vio envuelto, cuando le preguntaron "¿Dirías que Ferrari fue el líder y la mente maestra detrás del programa de dopaje?", a lo cual Armstrong respondió con un no categórico. Según él, valoraba mucho a Michele Ferrari, su gran colaborador y al que no dudó en defender.

Pese a las críticas, el exciclista profesional aseguró que no se había dopado más allá de 2005, fecha última de su dopaje y que no se dopó ni en 2009 ni mucho menos en 2010, según su testimonio, corrió limpio. Por otro lado, encontramos la acusación que lo relacionaba de haber pagado a un laboratorio para falsear los diferentes controles antidopaje, a lo cual este respondió que no, no había pagado porque no estaba dopado en dicho momento. Al igual que tampoco donó cierta cantidad de dinero a la UCI con la finalidad de facilitar su dopaje, si no que sólo lo hizo porque estos le avisaron de que no tenían mucho dinero, nada más.
  


Segunda Parte:

El pasado sábado por la noche se emitió en directo la segunda parte de la entrevista de Oprah a Lance Armstrong, donde ha reconocido que se siente "humillado, desgraciado y avergonzado".

El exciclista confesó haber contado a su hijo mayor, Luke, tras haber oído que éste lo defendía siempre que los otros chicos admitían que su padre se dopaba, que sí, que realmente lo había hecho. No obstante, no le resultó fácil saber que no se había hecho daño sólo a él sino que también se lo había hecho a su hijo, quién lo defendía equívocamente.

Armstrong aseguró que esta confesión le había ayudado a mejorar como persona y que, a pesar de que el gran error que cometió en el pasado no tenía perdón, deseaba "volver a correr algún día en carreras oficiales. Me gustaría correr el maratón de Chicago con 50 años o los 10 kilómetros de Austin".

También a salido a relucir la enorme pérdida económica que sufrió en un sólo día cuando sus patrocinadores,tras oír la noticia de que la USADA decidió suspenderle este pasado verano, los distintos patrocinadores, le dieron de lado. Perdió 75 millones en un día.

Finalmente, Lance quiere limpiar su imagen, no por él sino por sus hijos. "El peor delito fue traicionar a las personas que me apoyaron. Tengo que arreglar esto para que mis hijos puedan plantar cara al resto de sus vidas".



Impacto mundial

Unos 28 millones de espectadores en todo el mundo vieron la entrevista entre Lance Armstrong y Oprah Winfrey, en la que el ciclista confesó que se había dopado durante años. El canal de Oprah ha revelado que 12.2 millones de estadounidenses y 15 millones de personas en el extranjero vieron la entrevista repartida entre las dos noches, mientras que otros 800.000 lo vieron online. La entrevista fue vista en más de 190 países y en 30 idiomas diferentes.



1 comentario :

Suscribirse por correo